domingo, 22 de septiembre de 2013

Caos sentimental

Me encuentro inmersa en un remolino de sentimientos: todo se está volviendo caótico, todo inesperado. Las decepciones, tristeza, amistad, amor y melancolía me arramblan constantemente. Reír y llorar, esas son mis reacciones, pero desgraciadamente el llanto está expectante y ansioso por manifestarse en cualquier situación.
Por otro lado, el fin de un verano de disfrute está más que latente. Realmente ha sido un verano genial, he convivido mucho conmigo misma y me he dado la cura emocional que tanto necesitaba: no podía seguir huyendo de mi misma.
Ahora tengo que dar una zancada y superarme más aun al vivir en un lugar nuevo, aunque sé ya tantas cosas de allí y tengo tan claro que voy a ser feliz que la sonrisa a menudo lucha con las lágrimas resultando afortunadamente vencedora.
Tocan ahora responsabilidades y despedidas. Especialmente me perturba la despedida de una persona a la que probablemente no volveré a ver en la vida. A menudo pienso en ella, en mi abuela. Ya de por si verla sufrir me parte el alma pero saber que la muerte se encuentra a dos pasos de ella y irme a Grecia en esa situación... es una idea que no puedo soportar, es una acción que voy a lamentar. Ahora desearía dejarlo todo por ella, quedarme siempre a su lado pero sé que no es eso lo que debo hacer ni lo que ella querría. La quiero muchísimo y no quiero ni pensar en la despedida.
Vida y muerte: ετσι ειναι η ζωη.

two .

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada